Carlos - 42 años - Abogado

Tuve una rotura de ligamento cruzado anterior y menisco interno practicando deporte y me operaron en febrero de 2015. La rehabilitación hospitalaria no era suficiente y necesitaba fortalecer la musculatura de alrededor de la rodilla para tener una recuperación completa.

 

Conocía a Tati desde hace años y decidí acudir a él para que me ayudase con este objetivo. Desde el principio fue muy bien, con un programa de entrenamiento adaptado a mis necesidades y dirigido a mejorar la rodilla, pero además trabajando todas las zonas del cuerpo. Con este entrenamiento completo he conseguido en poco tiempo volver a practicar deportes como el esquí y el pádel y además ha mejorado notablemente mi tono físico en general.

 

 

Aunque mi rodilla está recuperada al 100%, sigo entrenando con Tati porque sólo encuentro beneficios en ello. Por último comentar que los grupos de gente con la que puedes entrenar son divertidos y hay un gran ambiente.